Novedades

Por: comKids (Redactor)

Estrenó en Colombia la primera película de animación infantil dirigida por una mujer en el país. La historia fantástica “El libro de Lila” se llevó a las pantallas del cine el 2017 después de casi ocho años de producción por las hermanas Marcela y Maritza Rincón, de la productora colombiana Fosfenos Media, en coproducción con Palermo Studio, de Uruguay.

Vea el trailer de la película!

Frame de “El libro de Lila”. DIvulgación.

Las Hermanas son también las creadoras del programa de TV infantil “Guillermina y Candelario” (Señal Colombia), serie exhibida en varios países de América Latina, incluso en Brasil, por TV Brasil. El programa ganó el primer ligar en el Festival comKids Prix Jeunesse Iberoamericano 2017, categoría hasta 6 años ficción y no-ficción.
“El Libro de Lila”, dirigido por Marcela y producido por Maritza, ya ha sido ganador de siete premios de fondos públicos de Colombia y de fuera, desde los guiones, el desarrollo y la producción. La película cuenta la historia de Lila, una niña que vive en el mundo mágico de un libro y sale, accidentalmente, al mundo real. Corriendo el riesgo de desaparecer, ella tendrá que recurrir a Ramóns, el chico que dejó de leer el libro de ella. Una metáfora sobre el valor de la memoria, de los libros y del crecimiento en medio a las nuevas tecnologías.
El mundo real es inpirado en Cali, ciudad en donde las productoras han crecido, y el mundo fantástico de papel tiene referencias de los paisajes colombianos. Marcela Rincón, directora de la película, habló a comKids sobre el proceso de creación y producción del largometraje.

– El Libro de Lila es una coproducción entre Fosfenos Media y Palermo Estudio de Uruguay. Como fue esa experiência? Y como esa coproduccion contribuyó con respecto a financiamiento y proceso criativo?
Para nosotros fue un gran honor haber tenido a Palermo como coproductores, fue un equipo que aportó mucho al proyecto, especialmente en la etapa de Desarrollo, ya que Alfredo Soderguit y todo su equipo realizó un gran trabajo de diseño de producción que incluyó el diseño de personajes, el concept art, el acompañamiento al proceso de storyboard y demás procesos que se llevaron a cabo en la preproducción del largometraje. Gracias a esta coproducción obtuvimos un premio de Ibermedia para cubrir algunos costos del proceso de producción. 

– La producción llevó más de siete años de trabajo y fue hecha em Colombia, más especificamente em Cali, donde está Fosfenos Media. Cali és um lugar de tradicion cinematográfica pero como fue la tarea de formar el equipo de talento local para una película de animación hecha más allá de Bogotá?
Fue uno de los grandes retos de este proyecto. En Cali no hay escuelas de animación, así que tuvimos que hacer algo así como un “casting de talento” en la ciudad, donde encontramos grandes artistas visuales, gráficos, plásticos, etc… a quienes les gustaba la animación y contaban con alguna pequeña experiencia, identificamos sus fortalezas y formamos un equipo en un esquema de producción muy propio. Fue un trabajo muy interesante, como un taller de creación colectivo donde en conjunto íbamos buscando la forma de abordar y resolver los retos artísticos que nos planteó la película.

– Y la película que se desarrolla em Cali reproduce lugares de Cali. Por que recrear lugares locales, geografias, fauna y flora colombianos en un genero universal como la animacion?
Nuestra apuesta de contenido para los niños hace el ejercicio de contar nuestras propias historias, hablar de nuestros lugares, nuestra gente, nuestra cultura, por eso todas nuestras producciones tienen un alto sello de identidad que nos parece importantísimo, no solo como una manera de conectarnos emocionalmente con el público sino con la intención de darle a los niños y a la audiencia en general la posibilidad de verse reflejado y reconocido en la pantalla. Estamos convencidas que nuestro contexto social, cultural y natural tiene un gran potencial narrativo y eso nos interesa mostrar, podemos ser tremendamente universales partiendo de elementos locales.

– El Mundo de Lila habla de la importância de la memoria y da lectura. Pero tambien habla del crescimento. Son temas transformadores para las infâncias. Como hablar de ellos para los niños con fantasia y de forma atractiva? 
Hablar de temas profundos en los contenidos dirigidos al público infantil significa un gran reto, en el caso de El Libro de Lila lo principal fue plantear la aventura y como en la naturaleza de la historia habían elementos tan potentes relacionados con la lectura y la memoria, fue algo muy orgánico hacer que estos temas se desarrollaran en la trama, no es algo forzado ni mucho menos didáctico, siento que los mensajes que deja la película son poéticos y apuntan a diferentes niveles de reflexión. A partir del estreno de la peli en salas de cine de Colombia ha sido muy emocionante recibir una cantidad de mensajes en donde niños, jóvenes y adultos se han sentido tocados por los temas que aborda la historia y eso nos pone muy feliz.

– La película fue producida con el apoyo de becas y reconocimientos de fondos públicos desde el guion. Podrían hablar del presupuesto?
El presupuesto de la película fue de un millón y medio de USD, una parte significativa de esta cifra se obtuvo por medio de fondos locales, nacionales e internacionales que estimulan el desarrollo del cine y las artes, y otra importante cuota se logró por medio de apoyos en su mayoría institucionales que aportaron al proyecto de una forma u otra.
– Ustedes ya desarrollan um proyecto muy conocido de programa infantil de TV, la serie Guillermina y Candelario. Cuales son las principales diferencias entre lo hacer TV y producir para las pantallas de cine?

Hay diferencias en todos los sentidos, en lo narrativo el cine te da muchas posibilidades,  hubo un gran trabajo de exploración y búsqueda tratando de encontrar la mejor manera de contar la historia, esto es un arduo trabajo cuando se trata de un largometraje, es muy dispendioso y riguroso pero a la vez te da ciertas libertades, es una obra mas de autor en nuestro caso. A nivel artístico hay una exigencia mucho mas grande, el cine es un lenguaje mas sofisticado, más poético, más cuidado. A nivel técnico un proyecto de estas dimensiones es un monstruo, hay que solucionar muchos detalles que atraviesan transversalmente todo el proceso y que son definitivos para lograr un buen resultado. Finalmente en términos de producción, administración y temas jurídicos, la producción de un largometraje demanda un gran esfuerzo, en este proyecto participaron 160 personas y hacer el manejo de un equipo tan numeroso es una gran labor. 

Frame del largometraje. Divulgación.

Frame del largometraje. Divulgación.

Vean el making of de la producción!