EVENTOS

Por: Filipe Jahn(Redactor)

Investigadora Chantal Bowen presenta el resultado de un extenso estudio sobre las preferencias del público infantil en Canadá

Para entender la influencia de la televisión actualmente, la mejor salida es  preguntar a quien la ve. A partir de esa perspectiva, la organización Youth Media Alliance promovió un extenso estudio con 80 familias en Canadá (más de 200 personas, entre niños y adultos), y analizó 563 programas exhibidos en el país para entender la situación de la programación infantil canadiense.

La investigación intitulada Are the kids all right? se presentó en versión resumida durante la sesión “Veinte minutos con” del festival comKids el miércoles 5. Una de las investigadoras responsables, Chantal Bowen, reveló que, hoy, el público entre 9 y 12 años del Canadá está acostumbrado a asistir a programas dirigidos a públicos mayores y que, aunque los niños quieran verlos, no suelen asistirlos con sus padres.

El estudio se llevó a cabo durante tres años y fue publicado en el 2010. Se mostró también que la televisión sigue siendo la principal plataforma de medios para compartir experiencias familiares. Los llamados nuevos medios, como tablets y smartphones, aún no se usan mucho entre jóvenes de esa franja de edad y en general se usan como complemento.

Chantal comentó también que, por un lado, niños de siete y ocho años se interesan por programas producidos en el país, pero por otro a partir de los nueve años comienzan a buscar producciones de otros países, especialmente por la falta de variedad y contenido de calidad hecho para ellos. “Los padres comparten esa opinión. Critican el contenido ofrecido o la falta de él”, dijo.

Chantal Bowen durante la charla Créditos: Danila Bustamante

Chantal Bowen durante la charla
Créditos: Danila Bustamante

El estudio de la Youth Alliance fue auspiciado por la compañía multimedios canadiense Bell, la mayor del país. Chantal afirmó que, a partir de los resultados divulgados, observó que productoras y canales están comenzando a buscar nuevos modos de dialogar con la franja de edad olvidada. “El desafío ahora es recapturar el interés de esos jóvenes hacia una programación volcada a la edad de ellos”, completó.

Dividido en dos obras, Are the kids all right? se puede descargar aquí y aquí.