Osmar y la apuesta por el humor en la TV